Poco es el tiempo que ha pasado desde que celebramos el pasado Viernes de Mayo, por cierto con sorpresa añadida por es tromba de agua que cayó durante el canto del himno y por que no decirlo lo deslució, pero lo que no pudo es con toda esa cantidad de gargantas que llenaban la calle Mayor ansiosas de poder entonar la notas de este maravilloso himno que tanto une a lo jacetanos y a la ciudad de Jaca, y que suele ser la envidia de visitantes que vienen a conocer nuestra fiesta y nuestras costumbres. Quiero aprovechar este espacio para agradecer de todo corazón al Presidente Javier Acín, al director Rafael Mayayo y a todos los componentes de la Banda Municipal de Música Sta. Orosia el enorme esfuerzo que hicieron para poder interpretar el himno en un espacio muy reducido y no en las mejores condiciones, pero debéis de saber que ese esfuerzo fue reconocido por toda una ciudad que esperaba ese momento mágico momento que no entiende de lluvias, de mal tiempo o de contratiempos. Gracias.

Por cierto, tromba de agua que impidió que se pudiera desarrollar parte del programa previsto como fue el XXXII Lanzamiento de Barra Aragonesa y el VII Ajedrez Medieval. Pero  tampoco el tiempo pudo con las ganas de los organizadores y de los participantes de ambos actos que los trasladaron a la semana siguiente y se pudieron desarrollar, para satisfacción de participantes y de todo ese público que disfrutó masivamente de ambos espectáculos. Y el IX Mercado Medieval que tanta expectación despierta y que en la presente edición debido al agua se veía abierto o cerrado dependiendo por supuesto de las inclemencias del tiempo. Vaya por delante nuestro más sincero agradecimiento desde la Hermandad hacia el grupo de Ajedrez Avebnor y más concretamente en la personas de Alberto Rabal y Cristina Martínez a Mª José Bescós por coordinar el Mercado Medieval y como no a Santiago Tomás responsable del Club de Deportes Tradicionales de la Hermandad.

Algunas de las actividades programadas se salvaron del agua como la exposición del pintor jacetano Enrique Pérez Tudela que nos ofreció durante quince días en la magnífica sala de exposiciones del Palacio de Congresos, una visión de la fiesta inédita, ya que la mayor parte de las obras las hizo para esta ocasión. Muchas fueron las personas que visitaron esta particular forma de ver y plasmar la fiesta hasta el punto que no dejó indiferentes a casi ninguno de los mil ochocientos treinta visitantes que vieron la muestra, mostrando valga la redundancia su gran satisfacción. Gracias Enrique por tu generosidad, ofreciendo gratuitamente esta importantísima muestra de pintura, y sobretodo por ser como eres y tener siempre tan presentes tus raíces jacetanas colaborando en todo aquello que se te reclama.

En este capítulo de agradecimientos no quiero pasar por alto a ese grupo de cinco jacetanas que en sus años mozos fueron reinas de fiestas en nuestra ciudad y que en este año al carecer de reinas en las fiestas patronales y dado que éstas son las que componen el Cortejo de Damas del Conde, amablemente quisieron participar en este Cortejo del que nos consta vivieron un día maravilloso viviendo la fiesta desde otro prisma y recordando que hace algunos años ellas también habían formado parte de este Cortejo.

Pasada la fiesta, la Hermandad ha seguido trabajando, ha participado en la procesión de Sta. Orosia en la que al finalizar recibió un cariñoso homenaje por parte de la Peña Estrapalucio por ser los portadores de las urnas de San Indalecio y San Félix y San Voto, homenaje del que la Hermandad se siente muy orgullosa en primer lugar por aportar su granito de arena a esa maravillosa procesión de nuestra patrona Sta. Orosia y después por esa sensibilidad que la peña Estrapalucio tiene para reconocer a grupos o asociaciones jacetanas por su desinteresada colaboración en diferentes aspectos en la ciudad y que te animan a seguir trabajando altruistamente por cosas tan nuestras.

En el mes de Julio Alfonso Gracia, nuestro querido Conde Aznar representaba ala Hermandad como “Mantenedor” de la comparsa de Musulmanes en nuestra ciudad hermana de Elche en la que su “jacetanismo” afloró por todos los lados en su puesta en escena recibiendo felicitaciones de los asistentes ala acto, felicitaciones que compartimos por ser un gran embajador de nuestra ciudad y del Primer Viernes de Mayo.

En el mes de agosto, tras la primera firma en Jaca en fecha del Primer Viernes de Mayo del hermanamiento entre la Asociación de Moros y Cristianos de Elche y la Hermandad, una pequeña delegación de la misma firmaba la segunda parte de este hermanamiento de tal forma que quedaba sellado esa inmensa amistad existente desde ya hace varios años entre miembros de ambas asociaciones.

Casi sin darnos cuenta nos hemos metido en el otoño en el que ya aparece la lotería de la Hermandad y seguidamente nos encontramos con un nuevo número de la revista de la Hermandad, y ya sin descanso a preparar la próxima fiesta para que a poder ser sea siempre mejor que la anterior.

Como se puede apreciar, aunque la fiesta del Primer Viernes de Mayo, se reduce a una mañana mágica, rodeada de algunos actos a lo largo de la semana, la Hermandad sigue viva y muy activa participando a lo largo del año en muchos y diferentes actos.

Haciendo una pequeña reflexión me gustaría transmitir el agradecimiento que dispensa la Hermandad además de a los particulares que he dado en el comienzo de este artículo, a todos los homenajeados en este año 2012 que con tanto orgullo lucieron por primera vez en sus pechos las escarapelas correspondientes a 10 ó 25 años según los años participando en los desfiles, a esos colectivos que desinteresadamente trabajan para que nuestra fiesta sea año tras año ese buque insignia que todos esperamos con ansiedad a lo largo del año. Personas que aportan cantidades económicas para que la revista “Algo Nuestro” pueda ser una realidad, otras que lo hacen para que podamos organizar otras actos que si no fuera por ellos no llegaríamos, al Ayuntamiento que tan directamente colabora en  la organización de los diferentes actos, a todos esos mozos que año tras año visten con orgullo sus mejores galas para presentar unos desfiles espectaculares, y como no a ese grupo que forman la Junta de Gobierno que a lo largo de todo el año trabaja para que la fiesta del año siguiente sea si cabe aún mejor.

No puedo despedirme sin reflejar el gran vacío que Juan Batista Topete ha dejado en la Hermandad, tanto por su colaboración, como por sus aportaciones, como por su manera de ser. Gran pérdida para su familia y sobre todo para su esposa Magdalena e hijos, para la ciudad de Jaca, y para nosotros que hemos perdido un amigo.

Pero siempre hay un pero, y desde aquí hacer un llamamiento a todos aquellos que quieran colaborar con la hermandad, que sean socios de la misma, que aunque estamos en tiempos de crisis 6 € al año en el que recibes dos revistas de “Algo Nuestro” y una torta el víspera de la fiesta no es un desembolso grande y si bien seguimos hace unos años alrededor de los 2000 socios, la meta sería el que por lo menos hubiera un socio en cada casa, y que ese sentimiento tan profundo que manifestamos por la fiesta el día de su celebración se traslade al resto del año colaborando con esa pequeña cantidad que hace que cuantos más seamos más podemos potenciar la fiesta.

Con la llegada del invierno, pronto llegaran las nieves a nuestras montañas que generaran riqueza a nuestros valles y con la llegada de la Primavera que como muy bien nos dice nuestro amigo Ricardo Mur, aquí en la montaña llega para el mes de Mayo, también llegará de nuevo esa fecha tan señalada para todos los jacetanos, los que estamos aquí y los que se encuentran en la diáspora, pero siempre ansiosos de juntarse en su ciudad natal con motivo del Primer Viernes de Mayo.

© 2014 Hermandad del Primer Viernes de Mayo.
Himatia Diseño
Siguenos: